Cita de la semana #40

#citadelasemana

#citadelasemana

“En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible.”
-Albert Camus (1913-1960). Escritor, filósofo, periodista francés.

Anuncios

From pixabay.com

#VDLN: Despidiendo el verano😉

¡Hola a todas/os! Este #ViernesDandoLaNota o #VDLN me parece que es el último antes que se declare oficialmente el inicio del otoño, así que para despedir el verano se me ha ocurrido compartir con ustedes una canción que cada vez que la escucho me recuerda una película que veíamos una y otra vez todas las mujercitas y mujeres de la familia, no sólo porque su protagonista era el actor, bailarín y cantautor estadounidense Patrick Swayze, sino porque además se desarrollaba en un ambiente estival, de sol, playa, amor, familia y con un montón de actividades deportivas y de entretenimiento divertidas, relajantes.

Y sí, el verano nos está dejando, pero no es para preocuparse porque mientras tanto, le damos la bienvenida al otoño que también es toda una experiencia. Así que les dejo este tema titulado Time of My Life de la peli Dirty Dancing. Espero que lo disfruten al compás de baile 1,2 ,3, 4😉

¡Buen viernes y buen fin de semana! 😊


From http://www.laparejitadegolpe.com

Viernes dando la nota
El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs en el que todos los blogueros participantes dejamos una canción y entre todos hacemos del viernes un día lleno de música.
Si quieres participar, sólo tienes que publicar en tu blog una entrada con una o varias canciones que te gusten, que signifiquen algo especial para ti, que quieras que descubramos, que no puedas quitarte de la cabeza… y enlazarlo al Viernes dando la nota. ¡Tienes tooooooda la semana hasta el siguiente VDLN!
Recuerda viejas canciones, rememora momentos, conoce nuevos artistas, y sobre todo, ¡baila, canta y diviértete!
Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.

El arte de hacer parrilladas

Con el buen tiempo llegan las ganas de hacer parrilladas con los amigos, parientes y vecinos, todo un arte porque cocinar carnes, pescados, mariscos, verduras, quesos, tofú, panes, etc., sobre una parrilla (rejilla) al aire libre teniendo que regular a ojo la temperatura de los carbones ardientes no es nada fácil.

Claro, ahora existen las parrillas y barbacoas (éstas últimas con tapas) a gas y eléctricas (con calor indirecto, circular, etc.), muchas más prácticas de utilizar, no solo porque la temperatura se regula fácilmente, sino porque también son menos trabajosas que las de carbón a la hora de limpiar.

Pero, aun así, yo prefiero la parrillera tradicional, esa de toda la vida con el carbón cuyo aroma del humo de las brasas es sinigual y le añade un toque de sabor delicioso a los alimentos, ideal para vegetarianos, veganos y flexitarianos como yo que disfrutamos comernos tanto una ensalada o sopa fría bien fresquita, con todo crudo (sobre todo en esta época del año), así como una buena carne a las brasas.

Y es que, si algo maravilloso tienen las parrilladas, es que son sinónimo de sociabilidad. Son un arte que incluye no solo la pasión por la cocina, el fuego, el aire libre, sino también la disposición a colaborar, participar, trabajar en equipo.

Para mí la comida hecha a la parrilla es un deleite, al igual que los aromas que desprenden las brasas, y más placentero y ameno es tener con quien compartirla con alegría, con la alegría de vivir.

Y a ti ¿te gustan las parrilladas?


Verano en primavera

Sí, estamos a pocos días para que finalice mayo, disfrutando de los días de primavera que siempre te sorprenden con sus días soleados y otros lluviosos, días despejados y otros encapotados, días luminosos otros más oscuros, días más calentitos y otros más fríos.

Un denominador común de esta estación es que amanece más tempranito, la conversación de los pájaros es difícil no escucharla y el perfume de las flores es imposible no percibirlo. Tanto así que te animan a levantarte de buen humor y antes de lo que pensabas.

Abres las ventanas y escuchas aquella conversación muchísimo mejor. Te ríes, el sol brilla. Están llegando los días soleados de verano, y eso que faltan algunos meses para ello, pero por fortuna hoy es uno de esos días. Desayunas todo frío, ligero, ya bastante energía hay afuera…

Decides hacer tus tareas del día, sin coche, ni bicicleta ni patineta, sólo caminando, respirando y admirando lo despejado del cielo. Sonríes, le sonríes a los demás y es sorprendente lo que ocurre.

Con algunas personas, tu sonrisa encuentra otra y parece que en ese instante se multiplica tantas veces que te hace sentir bien, feliz, en paz, infinita…otras veces, esa sonrisa no encuentra otra, sino indiferencia, ausencia, desinterés. Es cuando no ocurre el efecto multiplicador de la sonrisa y la alegría, cuando no ocurre el efecto de la energía positiva. Sucede a menudo, pero por fortuna mientras sigues caminando te consigues otra sonrisa, y otra, y otra…