hyperloop-one.com

Teletransportarnos ¿cada vez más cerca?

Esta semana finalizó con éxito la primera prueba del Hyperloop en el desierto de Nevada en los EE.UU., una nueva forma de transporte que se estima que de ponerse en marcha significaría la posibilidad de recorrer en 50 minutos una distancia aproximada de 600 kilómetros al coste de un billete de bus ¿te lo puedes imaginar?, un trayecto de medio día en coche reducido a 50 minutos y sin tener que molestarnos en ir al aeropuerto a coger un avión, además, a un precio asequible ¿interesante no?

hyperloop-one.com

From hyperloop-one.com

Pues se trata de un sistema de transporte tubular al vacío que funciona con levitación y conducción magnética y propulsión electromagnética que se espera que algún día pueda llegar a una velocidad de más o menos 1000 kilómetros por hora y que, si bien inicialmente se oriente a transportar mercancías, pueda también llegar a trasladar personas.

From hyperloop-one.com

From hyperloop-one.com

Al parecer todavía se necesitarán años y fuertes inversiones para que esta idea de Elon Musk, desarrollada no por él sino por otros grupos alrededor del mundo, se haga realidad. Aun así, resulta interesante saber que, después de 100 años, una nueva forma de transporte parece estar cerca.

Se dice que cuando se emprende un viaje es bueno tener un destino pero que al final lo que cuenta es el viaje en sí, de manera que independiente de que el trayecto sea largo o corto lo importante es disfrutar del camino, del tubo al vacío. ¿Será que estamos más cerca de teletransportarnos?

Como quiera que sea a continuación, les dejo un video de lo que fue esta primera prueba exitosa de todos los sitemas de ingeniería funcionando simultáneamente 😉


Un día como hoy #5

Día para escribirte a ti, compañera de aventuras, trabajo y emergencias.
Tú que has estado allí cuando las heridas sangraban inesperadamente,
que has estado allí cuando los ruedos de las faldas del cole caían improvisadamente,
que has estado allí para envolver regalos y reparar juguetes,
que ibas atada mil veces a mi lápiz y a lo que fuese.

Tú que me acompañas en cada viaje, silenciosa, colorida, eficiente.
Tú que sé que acompañas a tanta gente.
Doy gracias a quien te inventó,
un día como hoy,
mi querida cinta scotch.