From pixabay.com

Un día como hoy #6

Día para escribirte a ti,
estrella de luz y calor,
tan anciana en años, pero tan joven en vida, energía.

A ti que te gusta bailar dando vueltas sin parar,
que logras hacer girar a los demás a tu alrededor,
que posees un poder de atracción sinigual,
que despiertas tanta curiosidad,
que logras sustentar a casi todas las formas de vida en la Tierra.

A ti bola esférica casi perfecta,
que no pasas desapercibida
porque no verte o sentirte es imposible.

A ti mi Sol, nuestro Sol.
En tu día.


Verano en primavera

Sí, estamos a pocos días para que finalice mayo, disfrutando de los días de primavera que siempre te sorprenden con sus días soleados y otros lluviosos, días despejados y otros encapotados, días luminosos otros más oscuros, días más calentitos y otros más fríos.

Un denominador común de esta estación es que amanece más tempranito, la conversación de los pájaros es difícil no escucharla y el perfume de las flores es imposible no percibirlo. Tanto así que te animan a levantarte de buen humor y antes de lo que pensabas.

Abres las ventanas y escuchas aquella conversación muchísimo mejor. Te ríes, el sol brilla. Están llegando los días soleados de verano, y eso que faltan algunos meses para ello, pero por fortuna hoy es uno de esos días. Desayunas todo frío, ligero, ya bastante energía hay afuera…

Decides hacer tus tareas del día, sin coche, ni bicicleta ni patineta, sólo caminando, respirando y admirando lo despejado del cielo. Sonríes, le sonríes a los demás y es sorprendente lo que ocurre.

Con algunas personas, tu sonrisa encuentra otra y parece que en ese instante se multiplica tantas veces que te hace sentir bien, feliz, en paz, infinita…otras veces, esa sonrisa no encuentra otra, sino indiferencia, ausencia, desinterés. Es cuando no ocurre el efecto multiplicador de la sonrisa y la alegría, cuando no ocurre el efecto de la energía positiva. Sucede a menudo, pero por fortuna mientras sigues caminando te consigues otra sonrisa, y otra, y otra…


El poder de la risa

¿Recuerdas la última vez que te has reído con ganas, incluso, a carcajadas?, ¿sabes?, esa risa que hace que te duelen las mejillas, la barriga; que hace que los ojos se te llenen de lágrimas y los labios se te peguen de las encías y los dientes porque la saliva se te ha acabado. Esa risa que cuando termina, te sientes una persona renovada, con mucha más energía, optimista. ¿Recuerdas si lo hiciste estando a solas, en pareja o en grupo?

Terapia de la risa, gelotología o comicoterapia, son algunos de los nombres con los que se conocen las terapias alternativas basadas en el poder de la risa que han inspirado movimientos mundiales, clubes, fundaciones, grupos, que unen a muchas personas al son de una sana sonrisa, risa, carcajada. Hasta un día mundial para su celebración ya tiene, el World Laughter Day, que sí, fue el domingo pasado, el primer domingo del mes de mayo.

Y es que se ha comprobado que reír reduce el stress, que reír no solo hace bien al humor sino también a la salud. Es más, reír hace bien no solo a los adultos, sino también a los niños. De allí la razón de ser de los voluntarios clown de los hospitales.

Pero tú, ¿cuándo ha sido la última vez que has reído con gusto, y con quién? ¿Sabías que cuando compartimos la risa sana con otros, es contagioso, que la alegría se hace presente? Así que, cuando estés de buen humor, recuerda que la risa es una de las emociones positivas universales.

Personalmente, hasta ahora no he asistido a un club de la risa o clases de yoga para la risa. ¿Quizás porque me río tanto de mí misma estando sola?, ¿Quizás porque tengo a mi lado personas maravillosas -por fortuna- junto a quienes reírme hasta que me duelan las mejillas y se me salgan las lágrimas? Como quiera que sea, no descarto probar ir a una estas sesiones a ver qué tal y, sobre todo, averiguar más sobre el voluntariado clown en mi localidad.

Mientras tanto, cada vez que puedo río, canto y bailo, con todo, según me siento. Para mí es energético, purificador, renovador.