Un día como hoy #8

Día especial para escribirte a ti. Mi primera compañera de juegos, travesuras y aventuras, esas que incluían cortarnos el cabello una a la otra para sacarnos un flequillo (una no muy buena idea) o hacernos una melena larga con el vestido del pijama (lo que sí se nos daba muy bien) o alargarnos las uñas... Seguir leyendo →

Anuncios

La belleza de las mariposas

Hace unos días que el cielo volvió a tornarse azul, después de un temporal de lluvia y viento que vino acompañado con un espectáculo de luces y sonidos. Las flores tienen un perfume penetrante, sorprendente, especialmente los jazmines. Las hortensias también están floreciendo y regalándonos sus bellos colores y perfumes como otras tantas especies. El... Seguir leyendo →

Mi bici amarilla

Era una niña cuando mis padres me regalaron para Navidad una bicicleta amarilla con las ruedas blancas, la bicicleta más hermosa que había visto en mi vida -en realidad es la más bella que haya visto hasta ahora-. Al principio mi bici la manejaba con las rueditas adicionales para niños. Recuerdo que se las fui... Seguir leyendo →

Cenas a tres y más…

Éramos tres en una Renault de 5 puertas en los años 80’. Después de una larga jornada de trabajo mi madre venía a recogernos al cole. Camino a casa, si era viernes -creo recordar- y si el coche no nos había dejado varadas en algún lugar del camino -cuestión que solía ocurrir con cierta frecuencia-... Seguir leyendo →

Entre Arepas y Crescentine

En estos días he descubierto que en la región de la Emilia-Romaña en Italia, particularmente en Bolonia y Módena, existe un tipo de pan conocido como crescentina o crescenta, y también como tigella. Se trata de un producto tradicional que se prepara con agua, harina de trigo y levadura de cerveza, dándosele una forma redonda.... Seguir leyendo →

A ti

Sueño contigo, me despierto, aún todo está oscuro y te pienso. Te escribo con mi mente, borro con mi mente, imagino qué decirte, sueño despierta, y te sigo pensando. Me doy media vuelta, trato de conciliar el sueño, pero no puedo, te estoy pensando. Te escribo con mi mente, borro con mi mente, pienso saber... Seguir leyendo →

Ella

Regreso a casa después de una mañana de trabajo.  En mi mente está la satisfacción de la mañana transcurrida y la lista de la compra para ese día. Casi estoy por llegar al supermercado más cercano a casa, cruzo el paso de cebra atontada con mis pensamientos, repasando nuevamente lo que tengo que comprar, y... Seguir leyendo →

Huevos y conejitos se visten de fiesta

Recuerdo que cuando era una niña siempre llegaba una época del año en la que no había panadería, pastelería, abasto o supermercado en la que no me encontrase con conejitos y huevos de chocolate de todos los tamaños. Me llamaban mucho la atención, pues me parecía que estas lindas figuritas tenían más chocolate del que... Seguir leyendo →

Llorar con el alma

¿Te ha ocurrido llorar como si fuese la última vez que te lo pudieses permitir? ¿Esa sensación en la que no puedes controlar lo que sale de tus ojos, ni de tu nariz y ni siquiera los gemidos tenues y pausados de tu garganta porque hasta el aire te falta?. Personalmente he experimentado esa sensación... Seguir leyendo →

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: