Escapada con detox digital

Días de sol, color, energía.
Necesito el agua, no solo dulce sino también salada.
Así que no pierdo tiempo, me pongo en acción,
como de costumbre, pero en otra dirección.

¿Dónde puedo ir por un fin de semana?
Busco por internet, claro está,
muchísimas páginas con sugerencias me aparecen.

Me gustaría algo sencillo, limpio, familiar y cerca del agua, salada.
Todo parece estar a tope.
El sistema electrónico arroja que es la temporada más alta de la historia.
Todos los hoteles están reservados.
Solo quedan un par de Bed and Breakfast (B&B).
Con buenos comentarios y WiFi privado incluido.

Excelente, pensé.
Pensé que me bastaría la Internet a primera hora y al final del día.
Pensé que me daría flexibilidad para controlar mis redes.
Pensé que podría relajarme el resto de la jornada.

Lo que sucedió en realidad es que, cuando llegué al lugar, era tan bello, desconocido, que solo pensaba en recorrerlo, sentirlo, probarlo, conocerlo…
Tanto que me olvidé de pedirle el password del WiFi a la señora del B&B.
A ella, por fortuna, parece que también se le olvidó dármelo.
A ella, no la vi más sino hasta mi partida.

Así que, sí pasé un fin de semana singular, caminando, observando, tocando, oliendo, comiendo, descubriendo, acariciando, amando.
Un gran fin de semana de détox digital.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: