Tiempo de buenos propósitos y proyectos

Comienza un Nuevo Año y con él crecen nuestras aspiraciones por llevar a cabo buenos propósitos y emprender proyectos. Aspiramos, por ejemplo, a aumentar nuestro bienestar físico y metal, a vivir en armonía con las personas y con la naturaleza. Aspiramos a hacer nuestras maletas y viajar para descubrir el mundo, nuevas culturas y nuevos horizontes; aspiramos aprender un nuevo idioma, a comer más sano, a dejar de fumar y beber menos alcohol, a hacer más ejercicio físico, a hacer dieta y adelgazar, a encontrar un nuevo empleo, a dedicar más tiempo a nuestros padres, parejas, hijos y amigos, a gestionar mejor los gastos y el ahorro, así como gestionar mejor el ansia y el stress. Aspiramos a organizar finalmente los armarios y maleteros, a reciclar más seriamente, a empeñarnos más en las actividades de voluntariado, a crear y mantener nuestro primer blog, a correr nuestro primer maratón, a volar en parapente o en un globo aerostático, o lanzarnos en paracaídas para experimentar la caída libre y flotar ingrávidos en la inmensidad del cielo. En fin, la lista de nuestros buenos propósitos puede ser bastante larga. Pero ¿cómo hacer para que no se conviertan en letra muerta?. Sencillo: seleccionemos las condiciones y factores que nos estimulen en la dirección que deseamos. Por ejemplo, en lugar de salir a caminar o correr en solitario, hagámoslo con un amigo, hacerlo acompañados es más motivante que ir solos. Igualmente, hacer dieta en pareja es más fácil que resistir en solitario ante los apetitosos alimentos que encontramos en el mercado o en la mesa de amigos y familiares. Incluso hacer una apuesta con los amigos sobre quien aguanta más tiempo sin fumarse un cigarro o beber alcohol es más estimulante que hacerlo a solas. Y qué me dicen de mejorar nuestra gestión del budget familiar, quitándonos así un poco de stress, si probamos en familia el método japonés Kakebo, o de limpiar y organizar espacios al más puro estilo de la gurú del orden Marie Kondo. Definitivamente, cualesquiera sean nuestras aspiraciones y cualquiera sea el método o estrategia que utilicemos lo importante es que pasemos de las palabras a la acción para que el año 2017 cumplamos nuestros buenos propósitos. ¡Metámonos manos a la obra!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: